La Educación Sexual

Si hay un curso interesante, es este. En nuestra web virtuallessonseverywhere.com publicamos uno de los cursos con más aplicaciones sociales de la actualidad: “Introducción a la Educación Sexual“.

Veamos, en estas últimas semanas nos hemos encontrado de todo, comentarios para todos y sobre todo. ¿qué es la educación sexual? es el conjunto de actividades relacionadas con la educación y la divulgación de nuestra parte más humana, nuestra sexualidad, que incluye desde los más amplios conceptos del sexo a la teoría más pura. Esto no significa que te enseñen el Kamasutra, ni la última postura de moda, sino una relación completa entre quienes somos y nuestra naturaleza, para ayudarnos a comprender, a acepta y a vivir de un modo más sano y natural sin miedos ni temores, que en su mayoría vienen impuestos por convicciones sociales. Oye,  y si quieres preguntar por un tema puramente sexual, pues también, también. La Educación Sexual engloba desde la última duda en sexo, pasando por las relaciones de pareja (por ser una rama de la Psicología) hasta la parte más puramente teórica sobre identidad, con una finalidad educativa y del estudio más humano y realista, ayudando así a la integración de conceptos, a la aceptación y comprensión de situaciones personales.

No hace mucho leí un artículo sobre las nuevas tendencias en Educación Sexual, la dicotomía que encontramos en la actualidad de aquellos sexólogos más rebeldes, lo que Félix Lopez llamó: sexología revolucionaria, aquí os adjunto parte de su post:

“El objetivo de esta es, que todos los seres humanos se conviertan en máquinas del sexo, en tener mejores orgasmos, en cómo hacer mejores felaciones/cunnilingus. La idea central podría describirse usando pocas palabras, como: “el que no se masturba es tonto””.

Desde mi punto de vista, esto no es la Educación Sexual, esto es un grupo de oportunistas sacando partido de una pequeñísima parte del concepto. Que es lo que más vende, de acuerdo. A menudo me llegan peticiones de alumnos pidiendo cursos sobre “cómo ligar”, “como ser un campeón en la cama”, pero no nos engañemos, estos cursos no son la piedra filosofal, no solucionan todos los problemas, claro que hay cosillas que se pueden aprender, está todos estudiado, nuestro comportamiento puede ser manejado desde el momento en que uno se sube a un atril para dar una conferencia y ganarse al público, como en una situación de bar, pero… ¿seríamos nosotros mismos?. Nuestros gestos, nuestro movimiento dice mucho de cada uno de nosotros y esto es terriblemente interesante. Por lo general, salvo casos alarmantes, ciertos errores pueden ser corregidos por uno mismo si sabe escuchar y observar un poco, todos tenemos algún amigo que nos dice entre cerveza y cerveza “oye, que eso… creo que no te va a funcionar, eh?” Por ejemplo, si eres un chico, procura no hablar de ropa interior ni hacer chistes sobre bragas, de verdad, eso no funciona (caso real).

Ahora que Sanidad recupera la Educación Sexual en los colegios, aprovechemos y enseñemos y aprendamos sobre lo que realmente importa, nosotros. Estudiar el comportamiento humano simplifica muchos de los conflictos, evita problemas futuros y ayuda a mantener una vida sexual más sana, evita desde la educación la violencia en cualquiera de sus manifestaciones, enseña las virtudes de nuestras “diferencias” y sobre todo, nos ayuda a ser mejores personas.

Para rematar este post y como este tema da para terminar con un punto de humor, os dejo el enlace de uno de los vídeos sobre Educación Sexual que más “grima” me ha dado, felicito a quien sea capaz de verlo entero, su cursilería no tiene límites, por no hablar de su referencia a Eva y Adán, totalmente obsoleto, el niño o la niña que tienen otras preferencias tienen el mismo derecho a que sus tendencias sexuales sean tratadas con la misma naturalidad. Atención a su comentario “pero como Adán no es mi novio, ni  mi esposo, ni tengo relaciones sexuales todavía…”, está plagadito de perlas.

Pilla palomitas y a disfrutar:

 

 

Yanire Ramos

Comments